Planos para la venta de propiedades.

Nunca están de más.

Este es el plano de una propiedad situada en la Costa del Sol y que acaba de ponerse a la venta.

El propietario necesitaba un plano ya que la propiedad es algo peculiar porque comprende 4 viviendas que comparten la zona de jardín y aparcamiento, además existe un trastero y un huerto también común.

Propiedad en Fuengirola, 4 apartamentos en venta. info@necesitounplano.com

 

En el plano hemos diferenciado cada apartamento con un color, así queda clara la ubicación de cada uno y la distribución interior. El resto de la propiedad es común, aparcamiento, jardín y trastero.

 

Los apartamentos no se venden por separado, pero son una buena inversión para alquiler ya que están bien situados y disponen de dos plazas de aparcamiento por vivienda que, sobre todo en verano, son de agradecer.

Si estáis interesados, o conocéis a alguien que pudiera estarlo, nosotros podemos poneros en contacto directamente con el propietario:

info@necesitounplano.com

More details and pictures – Más detalles y fotos:

http://www.facebook.com/DirectoPropietario

Combinaciones con amarillo.

Un truco para usar el color amarillo en el diseño interior es elegir el tono de acuerdo al tamaño de la superficie. Es decir, usando tonos de amarillos suaves o grisáceos en las superficies más grandes y los amarillos más fuertes o saturados para los detalles. Así conseguiremos un ambiente más equilibrado.

Echemos un vistazo a las siguientes combinaciones de color y a ver qué os parecen.

 

Amarillo + gris + blanco.

www.kirstenmarieinc.blogspot.com.es

www.styledhaven.com

Combinación muy actual. La proporción de colores es intercambiable según los gustos de cada uno, más o menos amarillo según el tono elegido o cómo nos afecte a cada uno. Realmente funciona muy bien intercambiando el amarillo por casi cualquier color potente, ya sea rojo, naranja, verde intenso…

 

Amarillo limón.

www.eE-interiordesign.com

Los acentos cálidos y profundos de limón y fresa dan vida a esta paleta de colores. Algunas ideas para los colores de la pared: color verde grisáceo, blanco con un toque de gris. Si os gusta el amarillo limón y os apetece, podríais atreveros a pintar una pared en ese color.

www.apnetus.com

 

Cítricos.

www.palmerweiss.com

www.palmerweiss.com

Fresco y veraniego. Para “enfriar” los tonos cálidos y alegres naranja y amarillo, se podría cambiar el verde lima por un azul agua pálido, como en la siguiente combinación.

 

Amarillo + azul.

www.kathrynleachhome.com

Paleta perfecta para habitaciones infantiles o una habitación de descanso. Para oscurecer y darle profundidad a esta combinación, se podría utilizar un azul profundo o un verde hoja oscuro en el lugar del azul celeste.

 

Amarillo + complementario: violeta.

www.1800lighting.com

Con toques de naranja/rojo para ciertos detalles, esta combinación funciona mejor cuando se le da la mayor parte del protagonismo y espacio al amarillo y el azul.

 

El amarillo da más juego del que podría parecer, además nos aportará ese toque de luz y energía que nunca está de más. Con las estrategias para elegir el color de las paredes no habrá amarillo que se os resista. A pintar! ;)

Paneles Japoneses.

Una opción económica, relativamente fácil de montar y con un resultado estético y funcional sorprendente.

 

Paneles japoneses.

 

Reconozco que no tenía mucha fe cuando los utilicé por primera vez.

El proyecto en cuestión fue para un armario que además aprovechaba un hueco contiguo.

Armario antes y después con paneles japoneses.

 

Barajamos varias opciones:

- La opción puertas correderas fue descartada por precio y por peso visual. Además, la solución sólo debía usar el techo como base para los anclajes.

- Las cortinas fueron descartadas por la incomodidad del volumen resultante, el armario mide más de 4 metros de largo.

- Las puertas batientes ni se plantearon por espacio y porque es la opción más complicada, menos asequible y con la que más espacio útil interior se suele perder.

- Las puertas plegables las descartamos por los mismos motivos que las batientes, aunque tienen mejor apertura útil.

Y se nos acabaron las opciones… y pensamos en los paneles japoneses.

 

En concreto terminamos utilizando el modelo Anno Amorf de Ikea con la barra de tres guías Kvartal y sus correspondientes accesorios.

Yo pensaba que los paneles no iban a durar nada con el uso diario, visto el material y el color del tipo de panel elegido. Pues después de 3 años no están como nuevos pero tampoco están para cambiarlos.

Paneles japoneses como puertas de armario.

 

Definitivamente nos parece una muy buena opción, totalmente recomendable para ésta y otras función aparte de para las ventanas. Usada como puertas de armario, separadores de ambientes y cualquier otro espacio que necesite de algo ligero y que al abrirlo no ocupe demasiado espacio.

www.flickriver.com

 

Como habréis visto en las fotos, podéis combinar diferentes acabados de paneles, ya sean de tela tupida, con calados, semitransparente, colores y texturas diferentes. Además, los podéis cortar a la altura que más os convenga por lo que también es válido para ventanas que no llegan al suelo, para tapar algo bajo la encimera, etc…

 

No olvidéis que podéis encontrar otras ideas igual de interesantes en:

necesitounplano.com en Facebook.

Amarillo, un rayo de sol.

Para crear ambientes luminosos y optimistas.

www.BetterDecoratingBible.com

 

A menudo descrito como un color optimista, el amarillo evoca la luz del sol, estimula nuestra mente, cuerpo y emociones.

 

El efecto del color amarillo, como todos los colores, varía según la intensidad y la tonalidad. Un matiz pálido proyecta energía a una habitación, mientras que un amarillo saturado podría ser demasiado intenso para nuestra mente después de un rato de exposición.

 

De todas formas, no es necesario utilizar el amarillo en todas las paredes, esto podría ser demasiado para algun@s. En cambio, lo podemos utilizar para destacar alguna pieza: con fondo amarillo sólo en una parte de la pared, tal y como vimos en papel pintado fácil.

Otra forma de usar el amarillo es tapizando o pintando un mueble que queráis destacar: un sofá, las sillas, el fondo de una librería, etc… o en objetos decorativos, marcos de fotos, lámparas para dar el toque de color sólo en ciertos detalles.

 

En combinaciones con amarillo veremos como el amarillo da mucho juego.

Combinaciones con verde.

Verdes primaverales, veraniegos, otoñales… elige el que más te guste.

Los colores que mejor combinan con el verde son el azul, el rojo y los colores neutros. El tándem con su complementario el rojo se ve especialmente bien con la mayoría de los colores verdes.

 

Verde + fucsia + naranja, una combinación vibrante.

www.ekbinteriors.com

Esta combinación de colores complementarios verde + violeta + naranja o rojo queda muy bien en el diseño interior. Funciona mejor con tejidos lujosos tipo sedas, terciopelos, lanas… que sacan a relucir toda la fuerza de los tintes.

 

verde + azul + rosa.

www.brendaoldephotography.com

Paleta veraniega con rojo + rosa + azules intensos y algunos colores adicionales de verde. Para aligerar el ambiente en este tipo de combinación de colores, sería interesante utilizar el blanco en las paredes, cortinas, adornos, etc…

 

verdes agua.

www.taraseawright.com

En esta combinación de verdes agua + blanco + gris podríamos sustituir este último por marrones tipo chocolate negro o café para un look más elegante.

 

verde + amarillo + azul.

www.BeckyHarris.com

Podemos usar esta paleta con predominancia de tonos neutros para conseguir fácilmente un ambiente informal y veraniego.

 

Verde + rojo.

www.decordemon.com

Esquema de verde y rojo oscuro. Podemos darle vida combinándola con otros tonos de color verde, como verde salvia, verde azulado o verde manzana.

 

Ahora sólo queda decidir el verde que más os guste, con las estrategias para elegir el color de las paredes os resultará más fácil encontralo. A pintar! ;)

Verde sin estrés.

Los efectos psicológicos del color verde son similares a los del color azul, el verde se percibe como calmante y tranquilizador.

 

www.TracyMurdock.com

 

El color verde es muy agradable a la vista. De hecho la naturaleza es esencialmente de colores verdes con sus infinitos tonos y matices.Incluso una pequeña brizna de hierba contiene varias tonalidades de verde.

Puede ser por eso que, para el diseño de interiores con verde, hay que tener en cuenta los verdes que empleamos. Hay veces en que los diferentes colores de verde que nos gustan no combinan bien entre si.

Lo que podemos hacer para no equivocarnos al usar el color verde es combinar diferentes tonos del mismo color, o combinar el color verde con otros colores, por ejemplo el verde salvia con gris, rosa y magenta da muy buen resultado.

Otras uniones válidas y relativamente fáciles con verde serían con tonos neutros y azules. Con su complementario el rojo. Con blanco y/o gris con tonos claros de verde, con verdes amarillentos o azulados. Pero esto lo podéis ver con más detalle en Combinaciones con verde.

 

La iluminación, como para cualquier color, influye en cualquier diseño de interiores. Los colores cambian su “personalidad” bajo diferentes tipos de luz, de ahí que las pruebas de color sean tan útiles y necesarias tal y como os recomendamos con las estrategias para elegir el color de las paredes.

Así que no olvidéis hacer dicha prueba de color de un tamaño suficiente y la observéis con diferentes luces, tanto la natural del día como la artificial de las lámparas por la noches.

 

Ah, y no olvidéis pensar en verde!! ;)

Combinaciones con naranja.

El color naranja es cálido, transmite optimismo, vibra positiva y nos ilumina el día.

El naranja combina la calidez del rojo con el brillo feliz de color amarillo, no en vano resulta de la combinación de ambos.

 

Vintage – Retro:

www.caitlingwilsoninteriordesign.com


Terracota + azul:

www.annerue.com

Esta combinación del naranja con su complementario el azul es una de las más fáciles y satisfactorias que hay. El naranja en sus tonos tierra también coordina muy bien con el azul francés, el azul cobalto o el azul marino.

Otras variaciones de este esquema se podrían realizar reemplazando el color naranja por colores relacionados con la tierra: amarillentos o rojizos, como el ocre rojo, ocre amarillo, siena natural o siena tostado.

 

Naranja + fucsia:

www.ellengrassoinc.com

Con tonos más suaves para las paredes, esta combinación admite los colores fuertes sin quedar demasiado cargado. En la imagen vemos como se ha usado un verde suave en las paredes y los tonos fuertes en la colcha, fucsia en estampados y el cabecero de un tono verde más oscuro.

Otras combinaciones de este esquema naranja + rosa + verde:

Colores vibrantes con naranja (casi amarillo) con dos colores cálidos, el bronce y el rosa en contra de un azul. Exótico esquema de color que se ve muy bien bajo un cielo azul del sur.

 

Naranja veraniego: 

www.melanieelston.com

Aunque esté aplicada en este caso a un interior, esta paleta de color azul + verde + naranja parece eternamente veraniega. Ideal tanto para una casa de verano como para una terraza o para los muebles de jardín.

A continuación una versión más sencilla, utilizando un tono de cada color:

Para crear un ambiente cálido, naranja y verde lima combinado con los tonos azules y verdes.

 

www.tiltonfenwick.com

 

Otro esquema de color esencialmente complementario: azul + naranja + verde ligeramente azulado. Las tonalidades frías del azul enfrían la intensidad de color rojo-naranja.

 

Ahora, aprovechando la entrada del verano, vistamos nuestras vidas con un toque de naranja. Con las estrategias para elegir el color de las paredes os resultará más fácil aún. A disfrutar! ;)

Naranja vitaminado.

Este techo no deja indiferente a nadie. Aun así me encanta el resultado, diferente y atrevido.

www.browndavis.com

El naranja es un color que crea ambientes cálidos y llenos de energía. Sus efectos psicológicos combinan los de rojo y amarillo, es sensual, emocionalmente estimulante, lleno de energía, vibrante y divertido. También tiene una conexión espiritual, es un color sagrado en la India y Nepal.

Al igual que con otros colores, el efecto del color naranja depende de su tonalidad, su intensidad o su sombra. El naranja es más poderoso cuando no se aclara, es ideal para evocar estilos del Mediterráneo combinándolo con tonos terracota, mezclados con tonos café y unos toques de gris.

Por otro lado, si nos gusta el naranja pero no queremos crear un ambiente excesivamente estimulante, lo ideal sería decantarse por tonos o matices más suaves en sus tonos pastel y terrosos.

 

Bueno, os veo animados a imitar este techo un tanto chillón jeje. Si aún lo veis un poco soso, con las estrategias para elegir el color de las paredes seguro que sorprendéis a más de uno ;) .

Y, si no, os sugerimos algunas combinaciones con naranja bastante inspiradoras.

Estrategias para elegir el color de las paredes…

Y acabar con la duda del  “¿quedará bien?”.

 

A la hora de cambiar el color de las paredes a un color que no sea blanco o colores neutros, siempre nos asalta la duda… ¿quedará bien?.

Apartemos esa duda por un momento y centrémonos en el color a elegir:

Inspiración

1. Usad una fuente de inspiración como punto de partida: puede ser un objeto decorativo, un textil, una obra de arte, cualquier cosa que nos inspire… quizás ese envase de jabones que tiene unos colores que te gustan o una prenda con una combinación de colores interesante. Cualquier cosa.

2. Definid el uso al que estará destinada la habitación y en qué momentos del día. La iluminación influye mucho en la apariencia del color así como en nuestro estado de ánimo.

3. Pensad en cómo os queréis sentir cuando estéis en esa habitación: ¿calmados o concentrados?, ¿excitados o relajados?.

4. Investigad. Mirad en revistas, en internet, en catálogos de muebles, de telas…  las diferentes combinaciones que os pueden gustar, ya sea sabiendo el color por el que os decantaréis, como para buscar nuevas ideas que no se os habían ocurrido.

 

Confiad en vuestros sentidos a la hora de elegir un color, ya que todo lo relativo a la psicología del color no son sino meras pautas para guiarnos a través de los colores y las sensaciones que nos transmiten. Elegid lo que os guste.

 

Y para acabar con la duda del  “¿quedará bien?”.

Ya hemos escogido un color pero seguimos llenos de inseguridades. Entonces os recomendamos que:

1. Hagáis una prueba de color en la pared, con medio metro cuadrado será más que suficiente pero valdrá la pena gastarse esos pocos euros que tener toda la habitación pintada de un color que en realidad no os gusta.

Prueba de color

 

2. Observéis la muestra a diferentes horas del día, para ver todos los matices del color, según si recibe luz natural del día o la luz artificial de las lámparas por la noche, con sus diferentes intensidades. Podéis incluso montar un pequeño “decorado” acercando a la muestra de color algún mueble y algún objeto que vaya a ir en esa habitación, para ver que tal combinan.

3. Si no os convence el color probad añadiéndole un toque de gris. El resultado suelen quedar mejor en las paredes que esos mismos colores saturados, que pueden llegar a ser demasiado vibrantes y discordantes. Siempre podéis usar los tonos saturados para algún mueble, pantalla de lámpara, textiles, etc… darán el toque de color sin agobiar todo el entorno.

 

Bueno, es hora de ponerse manos a la obra, pintar es divertido pero el resultado es aún mejor. No dejéis que vuestra voz interior os quite ese color que os gusta de la cabeza. De todas formas, siempre nos quedará el blanco… ;)

Combinaciones con rojo.

La paleta de colores del rojo es excitante y desafiante.

El rojo atrae la atención y por eso nos puede parecer un color difícil de combinar. Podemos crear fácilmente ambientes interesantes con rojo + blanco + negro, aunque desde aquí os proponemos otras opciones de color un poco más atrevidas.

 

Rojo + azul + blanco.

 Utilizando tonos de dichos colores y complementándolos con grises y tonos crudos y marrones naturales. Se pueden utilizar también sólo un par de colores, ya sea rojo + blanco o azul + blanco en estampados en lugar de confiar exclusivamente en colores sólidos.

www.bywilma.com

 

Rojos + neutros.

 Otra combinación para el trío rojo + blanco + azul puede ser usando los tonos azules y rojos que se ven bien juntos con colores neutros como telón de fondo. En la foto aparecen rojos y neutros y me resulta interesante la idea de poner el color en las cortinas, porque si te cansas o quieres cambiar sólo tienes que sustituirlas.

www.amandadisbetdesign.com

 

Rojos rubí y coral + azules brillantes.

 El rubí es un color cálido y atractivo que se equilibra con el azul frío casi turquesa. En la misma línea, el coral y azul tiffany combinan un rojo cálido y llamativo con un azul fresco pero igual de sorprendente.

www.apartmenttherapy.com

 

 

 

 

Con verde, su complementario.

No es necesaria una gran cantidad/superficie de rojo, podemos rodearlo de tonos pastel, así el color rojo intenso toma el protagonismo.

www.artestyling.com

El amarillo ocre ilumina el conjunto dándole una nota más de contraste.

www.AnthonyBaratta.com

 

Podemos reducir el impacto del color rojo en cualquier combinación eligiendo tonos suaves del mismo, como el rojo tomate u otros tonos agrisados en vez de colores saturados. Si no estamos seguros del resultado, es mejor utilizar el rojo sólo en detalles o piezas que queramos destacar.

www.deardaisycottage.typepad.com

Colores optimistas muy años ´60. Ideal para casas de verano, jardines, patios y terrazas.
Poner un poco de rojo en nuestras vidas nunca viene mal, con las estrategias para elegir el color de las paredes os resultará más fácil aún. A pintar! ;)
Más ideas y proyectos en necesitounplano.com en Facebook.